Inteligencias múltiples y management

Antes de lanzarnos a ello, un poco de humor británico de los inigualables Monty Python:

hqdefault
Los pingüinos acabarán dominando el mundo

En 1983 Howard Gardner publica Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences, trabajo en el cual intenta desterrar de una vez la visión tradicional de la inteligencia como algo único, que además, podía ser medido de forma cuantitativa a través de cuestionarios. En las propias palabras de Gardner:

Lo que hice fue tomar la palabra inteligencia, que era propiedad de la gente del coeficiente intelectual, y dije: la música es un talento y las matemáticas son inteligencia, pero ¿por qué debemos llamar inteligentes a las personas buenas con los números y solo talentosos a aquellos que dominan el tono, la armonía, el timbre?

Todavía nadie me ha dado una buena respuesta a esa pregunta.

Esa visión de la inteligencia anterior a la investigación de Gardner, sigue muy vigente en muchas empresas y en la teoría de muchas de las estrategias de management que llevan a cabo sus equipos directivos en todos los niveles.

Seguimos pensando que el talento es cosa únicamente de las aptitudes que uno posea, es decir, de los conocimientos que haya adquirido durante su etapa educativa. Sin embargo, cada vez más expertos demuestran que es falso esa mirada tan limitada del mismo. El talento va más allá de un buen expediente académico, es también actitud, de una forma de saber las cosas y una experiencia vital propia, eso que algunos llaman know how.

infografias-inteligencias-multiples-4

Una empresa, para poder triunfar, necesita no sólo gente con conocimientos financieros, matemáticos y lógicos, sino también otro tipo de inteligencias como la artística, la comunicativa o la espacial entre otras muchas. Y comprender ésto es entender que no puede haber equipos de alto rendimiento sin diversidad de talentos. Es tarea de sus líderes y de los departamentos de talento y posicionamiento, que los recursos humanos de la compañía no busquen al más óptimo para un puesto de trabajo, sino al más talentoso, es decir, al que destaca por sus conocimientos y actitudes.

Sin duda, si vas a la empresa, o a la formación, o a la política, se reconoce que quizás tengas un coeficiente intelectual muy superior a la media.

Pero si no sabes cómo comprender a los demás, si no te entiendes a ti mismo, si no sabes cómo abrirte camino en la calle, en el estudio de televisión, en el ámbito deportivo o en el ámbito artístico, aunque tengas el mayor coeficiente intelectual jamás observado, no serás inteligente en otras áreas.

Howard Gardner

Al fin y al cabo, el entorno en el que se mueven las empresas es diverso, múltiple, complejo y caótico e intentar abordar los retos que plantea un medio así, con un ejército de contables con expedientes de matrícula de honor, o de creativos publicitarios únicamente, solo tiene un resultado claro, el fracaso más estrepitoso.

Quizás deberíamos volver todos al colegio y desaprender lo aprendido sobre la inteligencia y volver aprender sobre ella…

SirKenRobinsonPhoto_RyanLashTED.jpg
Sir Ken Robinson: ¡A iniciar a revolución del aprendizaje! TED 2006

 

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s